El Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), Sr. Maciej Szpunar, concluye en los asuntos acumulados C-148/21 y C-184/21 que el operador de una plataforma electrónica como Amazon no usa un signo y no puede ser considerado directamente responsable de las infracciones de los derechos de titulares de marcas cometidas en sus plataformas mediante ofertas de terceros. En los anuncios se indica siempre si estos productos se venden por terceros o directamente por Amazon. Un internauta normalmente informado y razonablemente atento no percibe los signos incluidos en los anuncios de los terceros vendedores como parte integrante de la comunicación comercial de Amazon. Lo mismo sucede con los servicios complementarios de asistencia, almacenamiento y envío de los productos que llevan un signo idéntico a una marca respecto de los que Amazon también ha contribuido de forma activa en la elaboración y publicación de las ofertas.

En dicha línea, el TJUE en Sentencia de 2 de abril de 2020, en el asunto C-567/18 Coty Germany GmbH v Amazon Services Europe Sàrl  resolvió que Amazon como depositario de las mercancías no hace un uso ilícito de la marca. Es el vendedor operador del mercado electrónico quien incurre en una infracción en la oferta de venta.

Concretamente, el fallo del TJUE establece que “(..) debe considerarse que una persona que tiene en depósito por cuenta de un tercero productos que infringen un derecho de marca, sin tener conocimiento de esta infracción, no almacena estos productos con el fin de ofrecerlos o comercializarlos en el sentido de estas disposiciones cuando no persigue ella misma estos fines.”

Asimismo, el TJUE declaró que, si bien un operador económico que importa o entrega a un depositario, con vistas a su comercialización, mercancías designadas por una marca de la que no es titular «usa» un signo idéntico a esta marca, no es este necesariamente el caso del depositario que presta un servicio de depósito de las mercancías designadas con la marca ajena (véase, en este sentido, la sentencia de 16 de julio de 2015, TOP Logistics y otros, C‑379/14, EU:C:2015:497, apartados 42 y 45). Para que el depósito de productos provistos de signos idénticos o similares a marcas pueda calificarse de «uso» de estos signos, resulta necesario, que el operador económico que se encarga del depósito persiga él mismo ofrecer productos o comercializarlos.

 

    Cristina Paloma Martí · Abogada