El TSJ País Vasco declara la nulidad de los despidos producidos durante el estado de alarma al haberse superado los umbrales necesarios para su tramitación como despido colectivo. Entre los despidos anulados computa a 25 personas despedidas por no superar el periodo de prueba, ya que, aunque, en general, la empresa no debe esgrimir causa, si debe acreditarla cuando la extinción coincide con otros despidos sin causa y existe un número elevado de extinciones (25). La prohibición de despidos colectivos en aquellas fechas no es obstáculo para que el despido colectivo realizado al margen del procedimiento legal sea calificado nulo.

 

Evitar el despido colectivo

Si se va a realizar un despido colectivo y se tienen contratos temporales, esperar a que terminen y verificar si los despidos se pueden tramitar de forma individual.

Umbrales. Si la empresa va a realizar varios despidos y, como el número de afectados alcance los umbrales fijados en la ley, deberá tramitar un despido colectivo (iniciar un período de consultas, negociar con los representantes de los trabajadores…). ¡Atención! A estos efectos, el despido es colectivo si afecta a un mínimo de diez empleados si su empresa tiene menos de 100; al 10% de empleados si tiene entre 100 y 300; o al menos a 30 empleados si tiene más de 300.

Si se tiene temporales: esperar. A efectos del cómputo de su plantilla, se debe tener en cuenta a todos los trabajadores que presten servicios en el día en que inicie el procedimiento de despido colectivo (es decir, en la fecha en que comunique la apertura del período de consultas a los representantes de los trabajadores). Ello, con independencia del tipo de contrato que tengan y del porcentaje de jornada. Apunte. Por tanto, si se tiene contratos temporales (con una causa de temporalidad que justifique su concertación y su terminación), actúar del siguiente modo:

Verificar si se puede reducir el número de trabajadores indefinidos afectados por el despido (a cambio de ir esperando a la terminación de los contratos temporales).

De este modo, la plantilla y el número de afectados por el despido se reducirán, y en la fecha en que se vaya a tramitar las extinciones puede que no alcance los umbrales fijados para tener que tramitar un despido colectivo. En tal caso, se podrá ejecutar despidos objetivos individuales (con un procedimiento mucho más sencillo).

Ejemplo. Si la empresa necesita extinguir el contrato de 12 trabajadores. Dado que tiene una plantilla de 115, debería tramitar un despido colectivo (12 despidos es más del 10% de su plantilla). Apunte. Si se tiene tres contratos eventuales cuya fecha de finalización es cercana, esperar a dicha fecha. A partir de ese momento:

La empresa sólo necesitará despedir a nueve empleados. Se habrá conseguido reducir el número de despidos de 12 a 9 gracias a la finalización de tres contratos temporales.

La plantilla en ese momento será de 112 trabajadores. Como el despido sólo afectará a nueve, no se alcanzarán los umbrales indicados y se podrá tramitar nueve despidos objetivos individuales.

Si terminan contratos temporales, la plantilla y el número de afectados se reducirán, y quizá en ese momento el número de despedidos no alcance los umbrales.