El titular de una autorización de transporte de mercancías, así como el gestor de la empresa de transporte a título personal deberán cumplir con la condición de honorabilidad, entre otras, para la obtención y mantenimiento de la referida autorización. En dicho sentido, el pasado 23 de mayo entraron en vigor las nuevas infracciones graves de las normas de la UE que pueden comportar la pérdida de la honorabilidad del transportista que conllevaría la suspensión de la autorización, la inhabilitación para ser titular de la misma y para ejercer la actividad de gestor de transporte durante un año.

Las nuevas infracciones publicadas en el DOUE L-2022-80697* se agrupan en torno a los periodos de conducción y descanso;  la organización del trabajo de los conductores; la instalación y el uso del tacógrafo, la tarjeta de conductor o la hoja de registro, la presentación de información y el funcionamiento incorrecto del tacógrafo; los dispositivos de limitación de velocidad;  la licencia comunitaria, certificado de conductor y cabotaje;  el acceso al mercado de los servicios de autocares y autobuses; la violación de la ley aplicable a las obligaciones contractuales (Reglamento Roma I); el desplazamiento de trabajadores en el sector del transporte por carretera.

En vista de que la violación de la ley aplicable a las obligaciones contractuales supone la comisión de una infracción muy grave, debería revisarse la cláusula de la ley aplicable transcrita en los contratos de transporte con los que la empresa opera.

El Reglamento Roma I prevé que el contrato de transporte de mercancías podrá regirse por la ley elegida por las partes que deberá manifestarse de forma expresa y clara y, en su defecto, determina cuál será la ley aplicable.

En dicho sentido, deberá tenerse en cuenta que el Reglamento Roma I excluye expresamente de su ámbito de aplicación determinados extremos de la contratación, y que los transportes de cabotaje, sin perjuicio de la aplicación de la normativa comunitaria, estarán sujetos al ordenamiento jurídico del Estado miembro de acogida en relación con las condiciones que rigen el contrato de transporte, peso y dimensiones de los vehículos, tiempo de conducción y períodos de descanso, etc.

El Reglamento Roma I no afecta a la aplicación de los convenios internacionales en que sean parte uno o más Estados miembros en el momento de la adopción del Reglamento y que regulen los conflictos de leyes en materia de obligaciones contractuales.

Al transporte marítimo de mercancías también le resulta de aplicación las normas sobre la elección de la ley aplicable del Reglamento Roma I.

*Reglamento de Ejecución (UE) 2022/694 de la Comisión de 2 de mayo de 2022 por el que se modifica el Reglamento (UE) 2016/403 en lo que respecta a nuevas infracciones graves de las normas de la Unión que pueden acarrear la pérdida de honorabilidad del transportista por carretera

 

   Cristina Paloma Martí · Abogada