No es válido el pacto de no competencia postcontractual que establece una compensación económica manifiestamente insuficiente. (1,76% del salario mensual) para compensar el sacrificio que le supone al trabajador no poder dedicarse a su actividad profesional durante 2 años a partir de la extinción del contrato, y desproporcionada en cuanto a la indemnización que ha de abonar en caso de incumplimiento (salario de los últimos 6 meses).

 

TS 18-10-21, EDJ 720929. Desde el 21-5-2009, el trabajador ha venido prestando servicios como comercial para una empresa de fabricación de implantes dentales y aditamentos protésicos para la implantología. Las partes suscribieron un pacto de no competencia durante la vigencia del contrato y los 24 meses posteriores a su extinción abonándose al trabajador 35€ mensuales como compensación y estando fijada una indemnización a favor de la empresa, para el caso de incumplimiento del trabajador, equivalente a los últimos 6 meses de salarios percibidos. El 13-6-2014, el trabajador rescinde su contrato de forma voluntaria, pasando a integrarse ese mismo día en una empresa de la competencia.

 

Se plantea la cuestión de si es válido el pacto suscrito o si es nulo por no haberse fijado una compensación económica adecuada.

 

El TS pondera los factores concurrentes para determinar si la compensación económica  ha sido adecuada:

 

– el período al que se extiende el pacto de no competencia es el máximo permitido por la norma (2 años) lo que implica que al trabajador se le impone el mayor sacrificio contemplado ya que durante dicho período no puede realizar actividad alguna en el sector, limitando seriamente sus expectativas profesionales;

 

– la compensación económica, asciende a 35 € mensuales, lo que supone el 1,76% de su salario.

 

Teniendo en cuenta estas circunstancias, considera  que esta cantidad es manifiestamente insuficiente para compensar el sacrificio impuesto al trabajador. Además, se revela una clara desproporción en el hecho de que la indemnización que ha de abonar el trabajador para el caso de incumplimiento sea del importe de los últimos 6 meses de salario.

 

Por todo ello, el TS concluye  que el pacto de no competencia no es válido porque no prevé una compensación económica adecuada. No procede reconocer a la empresa la indemnización que reclama al trabajador por el incumplimiento del pacto, ni tampoco cabe reclamar al trabajador el total de las sumas recibidas (35 € mensuales) ya que esta posibilidad no se pactó y en ese período no incumplió el citado pacto.