La Ley 11/2021, de 9 de julio, de medidas de prevención y de lucha contra el fraude fiscal publicada en el BOE Núm. 164 de 10 de julio de 2021 incorpora una serie de modificaciones en distintas materias. Así pues, en el Impuesto sobre el Valor Añadido se actualiza el supuesto de responsabilidad subsidiaria del pago del impuesto, definido actualmente para los agentes de aduanas, a las personas o entidades que actúen en nombre y por cuenta del importador.

Se extiende el supuesto de responsabilidad subsidiaria del pago de la deuda tributaria a quien ostente la titularidad de depósitos distintos de los aduaneros en los supuestos de salida o abandono de los bienes de estos depósitos.

En el ámbito de los impuestos especiales de fabricación, se clarifica que quien ostente la titularidad de un depósito fiscal es preciso que en dicho establecimiento se almacene bienes objeto de los impuestos especiales de fabricación.

Se eleva el importe de las sanciones por la falta de presentación o la presentación incompleta, inexacta o con datos falsos de las declaraciones informativas exigidas por la normativa aduanera.

Se introducen modificaciones en la Ley Orgánica 12/1995, de 12 de diciembre, de Represión del Contrabando, con el objeto de que, con independencia del valor de los bienes, géneros o efectos objeto de contrabando, cuando se realice una de las conductas tipificadas como contrabando y la misma no sea constitutiva de delito, dicha conducta sea tipificada como infracción administrativa. Además, dichas infracciones se pueden apreciar cuando concurra una conducta culposa con cualquier grado de negligencia.

Se establece para los transportistas de tabaco crudo la obligación de informar a la AET en el momento que les sean solicitados los servicios de transporte y, en todo caso, con carácter previo a su inicio, la identificación del documento de circulación, así como cualquier cambio de ruta, destino o destinatario del indicado en el documento de circulación. La AET dispondrá de un plazo de 4 horas para dar instrucciones al transportista, transcurrido el cual, salvo otra indicación por parte de aquélla, éste podrá proceder a la entrega del tabaco crudo conforme a las nuevas instrucciones del operador.