Microsoft desveló el que será su próximo Windows. Y no se llamará Windows 9, como se había previsto. La compañía ha preferido dar el salto a un número redondo, el 10, para desvelar lo que puede calificarse como el primer Windows universal que lanzará el gigante del software, pues Windows 10, según explicó Terry Myerson, director de sistemas operativos de Microsoft, se adaptará prácticamente a cualquier dispositivo que pueda utilizar un usuario, desde un ordenador personal, a un smartphone, una tableta o la consola Xbox. Y no solo eso. También funcionará en múltiples equipos para el llamado internet de las cosas. El comportamiento del sistema operativo dependerá del tipo de dispositivo que se esté utilizando.

La multinacional, que dice adiós a su política actual de tener un Windows para PC y tabletas (Windows 8 es la última versión lanzada a la calle hace dos años) y otro, Windows Phone, para teléfonos inteligentes. Con esta fórmula, la compañía de Redmond, muy presionada por Apple y Google, busca impulsar su ecosistema tecnológico frente a estos rivales. De hecho, la compañía precisó que con Windows 10 los desarrolladores podrán crear aplicaciones que funcionarán en todos los equipos, algo que hasta ahora no ocurre y encarece los desarrollos. En este sentido, Microsoft destacó que con el nuevo sistema operativo llegará una plataforma de aplicaciones única para todos los dispositivos, con una tienda de aplicaciones común para todos ellos.

Seguir leyendo…