El uso de puntos de acceso WiFi públicos puede ser muy atractivo con la llegada del verano y los viajes, pero los usuarios deben conocer los riesgos que ello implica y tomar precauciones para mejorar su seguridad. Algunos consejos pueden prevenir problemas y aumentar la protección de los usuarios y sus datos al usar ese tipo de redes de conexión.
A través de las redes WiFi desconocidas los usuarios pueden dejar al descubierto sus dispositivos, brindando una oportunidad de oro a los hackers para acceder a su información personal o al control de los equipos. Al acceder a una red que no se conoce los riesgos son muy elevados y por ello hay que extremar las precauciones.

El primer consejo pasa por disponer de la máxima protección posible en los equipos antes de introducirse en una red de WiFi pública. La protección de los dispositivos se puede enfocar a través de dos aspectos fundamentales. El primero hace referencia a mantener actualizadas todas las aplicaciones y el sistema operativo. La mayoría de las actualizaciones buscan eliminar brechas de seguridad, por lo que contar con la última versión del sistema operativo y de las apps instaladas ofrecerá mayores garantías.

El segundo aspecto que ayuda a la protección de los dispositivos es contar con herramientas concretas. Antivirus y sistemas que ayuden a mejorar la seguridad pueden ser útiles en equipos de usuarios que vayan a ser expuestos a redes públicas no conocidas.

Seguir leyendo…