Necesidad de permiso de conducir para circular con determinados patinetes eléctricos

El acusado fue denunciado por un agente de la Policía Local cuando iba circulando con su patinete eléctrico por no disponer de permiso de conducción.

El Juzgado Penal Cáceres sentenció que el vehículo tenía la consideración de ciclomotor, que exige la tenencia de permiso o licencia para su conducción, pero absolvió al denunciado del delito contra la seguridad del tráfico al considerar acreditado un error de tipo (CP art.14.1), es decir, que el acusado desconocía que dicho vehículo precisase de licencia de conducción para su uso.

A pesar de estar de acuerdo con el fallo, el dueño del patinete recurrió en apelación. Consideraba que un patinete eléctrico no es un ciclomotor, y que, por tanto, no requiere permiso ni licencia para conducirlo.

El vehículo del recurrente es concretamente un patinete eléctrico de dos ruedas dotado de un asiento, del tipo L1 e-B eléctrico, con una potencia de 1,5 KW y una velocidad máxima de 45 km/h. La cuestión que se presentaba ante la Audiencia Provincial  Cáceres era determinar si un vehículo de estas características era un ciclomotor o no.

El Texto refundido de la ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial, considera ciclomotor a un vehículo de dos ruedas, con una velocidad máxima de 45 km/h, o bien una potencia continua nominal máxima de 4 kw si es de motor eléctrico (RDLeg 6/2015 anexo I) y establece que la conducción de vehículos a motor y ciclomotores exige haber obtenido previamente el preceptivo permiso o licencia (RDLeg 6/2015 art.61). Por tanto, resuelve la AP, que los vehículos como el del acusado, del tipo L1 e-B, se encuentran sujetos a las normas que rigen la utilización de los ciclomotores y desestima el recurso.

La sentencia establece que no todos los patinetes eléctricos entran en la categoría de vehículo de movilidad personal (VMP) y que, de hecho, la reforma del Reglamento general de vehículos, que actualmente se encuentra en trámite, prevé definir VMP como «vehículo de una o más ruedas, dotado de una única plaza y propulsado exclusivamente por motores eléctricos, que pueden proporcionar al vehículo una velocidad máxima por diseño comprendida entre 6 y 25 km/h», vehículos que estarían comprendidos en la categoría L1 e-A «ciclos de motor» (Rgto (UE) 168/2013). Estos vehículos están sometidos en cuanto a su régimen de utilización a lo dispuesto en las respectivas ordenanzas municipales.

Share Button