Las concesiones administrativas en el nuevo reglamento de la Ley de Costas

El pasado día 11 de octubre se publicó en BOE núm. 247 el Real Decreto 876/2014 por el que se aprueba el Reglamento General de Costas que protege el litoral y la seguridad jurídica. El reglamento desarrolla el régimen de prórroga extraordinaria de las concesiones, estableciendo un plazo máximo de duración de la prórroga en función de los usos, con un límite máximo de 75 años:

a) Un máximo de 75 años para usos destinados a actuaciones ambientales.
b) Un máximo de 50 años para usos que desempeñan una función o presten un servicio que, por su naturaleza requiera la ocupación del dominio público marítimo-terrestre.
c) Un máximo de 30 años para usos que presten un servicio público o al público que, por la configuración física del tramo de costa en que resulte necesario su emplazamiento no puedan ubicarse en los terrenos colindantes con dicho dominio.

Los plazos podrán ampliarse, respetando en todo caso el plazo máximo de setenta y cinco años, cuando el concesionario presente proyectos de regeneración de playas y de lucha contra la erosión y los efectos del cambio climático, aprobados por la Administración.

Las concesiones serán transmisibles por actos inter vivos y mortis causa. La transmisión inter vivos solo será válida si con carácter previo la Administración reconoce el cumplimiento, por parte del adquirente, de las condiciones establecidas en la concesión.

En caso de fallecimiento del concesionario, sus causahabientes, a título de herencia o de legado, podrán subrogarse en los derechos y obligaciones de aquel, siempre que en el plazo de cuatro años comuniquen expresamente a la Administración el fallecimiento y la voluntad de subrogarse. Transcurrido dicho plazo sin que se hubiera hecho la comunicación, la concesión quedará extinguida. Con la anterior Ley de Costas el plazo era de un año.

Share Button