La Ley de “segunda oportunidad” permite finalizar legalmente tus deudas

La Ley de “segunda oportunidad” es como coloquialmente se conoce al Real decreto 1/2015 de 2 de febrero de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de carga financiera y otras medidas de orden social. Fue el mecanismo de segunda oportunidad instaurado por el gobierno central hace cerca de tres años como atajo para que personas físicas, autónomos, particulares, consumidores en general y familias sobreendeudadas se liberaran de las deudas que no podían afrontar y encarrilar nuevamente su vida personal y profesional, si bien, la realidad es que no ha acabado de tener la implementación esperada.

Ante esta infrautilitzación los abogados catalanes estamos intentando popularizar este procedimiento y se están llevando a cabo campañas de divulgación para los diferentes Colegios Profesionales en todo Cataluña.

Así pues hay que recordar que este mecanismo de la Segunda Oportunidad permite al deudor “de buena fe” la posibilidad de obtener el “perdón de las deudas”. Los requisitos necesarios para acogerse a esta ley son:

  • No haber sido declarado culpable en el concurso de acreedores
  • Que en los diez años anteriores a la declaración de concurso no exista sentencia firme condenando al deudor por delitos contra la Hacienda Pública, Seguridad Social, y el Derecho y Libertad de los trabajadores.
  • Haber intentado celebrar un acuerdo extrajudicial de pagos.
  • Que haya satisfecho en su integridad los créditos contra la masa, y los créditos concursales privilegiados o alternativamente, no haber rechazado una oferta de ocupación adecuada a su capacidad en los cuatro años inmediatamente anteriores, y haber aceptado inscribir el beneficio en un Registro Público Concursal.

Una vez finalizado el concurso, se podrá solicitar y obtener la cancelación total o parcial de las deudas, en función de la situación económica de la persona. El deudor que no esté en insolvencia total y por lo tanto no haya podido obtener la cancelación total, con un pequeño pago mensual durante un máximo de 5 años, podrá obtener la cancelación del resto de las deudas.

Por último referir también que es un procedimiento muy útil en derecho de familia en los casos donde fruto de la crisis matrimonial surge una crisis económica que no permite hacer frente a la hipoteca y a las pensiones.

Si desean que los informemos de una forma más detallada sobre este proceso y sus ventajas no duden en consultarnos.

Departamento Legal IMB Grup

Share Button