¿Cuál es la Doctrina del Tribunal Supremo en relación a las cestas de navidad?

El Tribunal Supremo vuelve a reiterar que la entrega de las cestas de Navidad, es la mejor forma de demostrar su existencia como condición más beneficiosa para los trabajadores.

En la reciente sentencia de fecha 12 de julio de 2018, se dirime un conflicto colectivo para el reconocimiento como condición más beneficiosa la entrega de la cesta de Navidad de 2016, que se venía entregando sin solución de continuidad desde el año 2007.

Se argumenta que la realidad es que SÍ existe una condición más beneficiosa. Esto viene dado debido a que existe la consolidación temporal del beneficio que se reclama por obra de una voluntad inequívoca para su concesión. Por ello se ha incorporado ya al nexo contractual, por un acto de voluntad de la empresa constitutivo de una ventaja o un beneficio que supera las fuentes legales o convencionales de regulación de la relación contractual de trabajo.

Así pues, se debe mantener dicho beneficio en los siguientes casos. Si se mantiene su vigencia y mientras las partes no acuerden expresamente otra cosa. Mientras no sea compensada o neutralizada en virtud de una norma posterior legal o pactada colectivamente que sea más favorable.

Es decir, la empresa tras haberla entregado voluntariamente durante varios años a sus trabajadores no podría unilateralmente rescindir su concesión.

Se trata de decidir si estamos ante, un acto de mera liberalidad o tolerancia de la empresa o ante una implícita voluntad de reconocer, en favor de los trabajadores, un derecho que ha quedado por este motivo incorporado al nexo contractual. No es tarea sencilla identificar los límites que separan la simple liberalidad de la tácita voluntad empresarial de reconocer ese derecho, debiendo estarse a las particulares circunstancias concurrentes en el supuesto particular para deslindar una u otra situación.

No puede establecerse como criterio general y universal, que la entrega de la cesta de Navidad constituya un derecho adquirido como condición más beneficiosa de los trabajadores. Siempre, o que sea una simple liberalidad empresarial no vinculante en años sucesivos, pues lo que justifica que en unos pronunciamientos judiciales se haya reconocido y en otros denegado iría en función de las específicas y singulares circunstancias concurrentes en cada caso. En este caso el Tribunal Supremo, tras el transcurso de 9 años de la empresa realizándolo, ha entendido que sí constituye un derecho adquirido para los trabajadores.

Para cualquier aclaración el departamento laboral está a su disposición.

Departamento Laboral IMB Grup

Share Button